Logo Raes__Es

‘Queremos profundizar el diálogo en alimentación escolar en América Latina y el Caribe’; entrevista con Karine Santos

Para la Secretaria de Modalidades de Educación Especializada del Ministerio de Educación de Brasil, Karine Santos, la organización de países en red es un instrumento técnico y político para mejorar la articulación regional y fortalecer los programas de alimentación escolar en cada país.

Paulo Beraldo

El trabajo conjunto y en red es fundamental para profundizar el diálogo y la cooperación en alimentación escolar en la región de América Latina, el Caribe y el mundo, afirma Karine Silva dos Santos, quien coordinó el Programa Nacional de Alimentación Escolar – PNAE, ejecutado por el Fondo de Desarrollo de la Educación (FNDE/MEC). 

Karine, que ahora es Secretaria de Modalidades de Educación Especializada, comenta que, para Brasil, es valioso mantener una articulación cada vez más intensa y profunda en la alimentación escolar. “La idea es empezar con los países de la región y luego transformar la RAES en algo global, fortaleciendo esta política estructurada que merece ser reconocida, difundida e implementada para garantizar la alimentación de los estudiantes”, comentó. «Sabemos que muchas naciones aún necesitan una política de alimentación escolar, incluso algunos países desarrollados». 

¿Cuál es la importancia de tener una red de países cada vez más consolidada y articulada en la alimentación escolar, especialmente en este momento desafiante que impone la pandemia?

La consolidación de la Red de Alimentación Escolar Sostenible (RAES) fortalece un espacio en el que podemos garantizar el diálogo, el intercambio de experiencias, la articulación y la demostración de cómo los programas de alimentación escolar avanzan y se consolidan en las políticas internas de los países .

Nuestro objetivo es garantizar el derecho humano a una alimentación adecuada y saludable. Para ello, necesitamos estrategias que nos lleven a dar visibilidad a las acciones que brindan la garantía de este derecho. Desde mi perspectiva, es importante dar visibilidad para que la política pueda consolidarse y luego alcanzar el objetivo de garantizar la alimentación escolar para la mayor cantidad de estudiantes.

¿Por qué Brasil viene apoyando a la implementación y fortalecimiento de la RAES?

Desde hace unas décadas vivimos en un mundo globalizado y esta tendencia es cada vez más fuerte. En la pandemia esto se hizo aún más evidente, con la posibilidad de mantener la articulación internacional sin tener contacto físico con representantes de otros países. Lo más importante para nosotros es poder demostrar que las políticas sostenibles de alimentación escolar pueden garantizar varios beneficios tanto para los estudiantes, que son los beneficiarios directos de las políticas, como para los actores secundarios. Y aquí estoy hablando de los agricultores, los nutricionistas y la comunidad escolar en su conjunto.

Me gustaría hacer una mención específica a los agricultores familiares, que pueden, a través de la contratación pública, vender sus productos al gobierno. Esto favorece el ingreso local y el desarrollo económico de esa región. Además de la oferta, existe otro eje de la política, que es garantizar la formación de hábitos alimentarios más saludables. Con acciones de educación alimentaria y nutricional, trabajamos en beneficio de los estudiantes, la comunidad escolar, los docentes, los coordinadores, los nutricionistas, los cocineros y las familias. Así, con la Red RAES estamos en condiciones de trabajar en grandes ejes intersectoriales, fortaleciendo e impulsando este movimiento de consolidación de la alimentación escolar a nivel nacional e internacional.

¿Qué importancia tiene para la RAES tener una plataforma disponible en tres idiomas: portugués, español e inglés?

Para el Fondo Nacional de Desarrollo Educativo (FNDE), la oportunidad de compartir con nuestros colegas de otros países nuestras experiencias utilizando la mayor cantidad de idiomas posible es muy valiosa. El momento de la pandemia y la agilidad con que la enfrentamos, en un escenario nuevo, desafiante y difícil, demostró que el intercambio de experiencias es una solución viable y enriquecedora para todos los involucrados. Y trabajar con otros idiomas permite que esta información llegue más rápido a más personas. Entonces, para el Gobierno de Brasil, es muy importante, valioso e interesante mantener un diálogo cada vez más intenso y profundo.

En su opinión, ¿cuáles serán los mejores resultados que traerá esta plataforma a lo largo del tiempo?

La plataforma es un instrumento técnico y político para mejorar nuestra articulación regional y, en el futuro, global. La idea es comenzar con los países de la región y luego transformar la RAES en algo global, fortaleciendo esta política estructurada que merece ser reconocida, difundida e implementada por varios países. Sabemos que muchas naciones aún necesitan una política de alimentación escolar, incluso algunos países desarrollados.

Entonces, la RAES tiene en sí misma el objetivo de la articulación y la plataforma es el instrumento que lo permite. Es fundamental contar con un espacio para difundir nuestros materiales, contenidos, experiencias, los desafíos ante diversos escenarios, como el de la pandemia, que nadie esperaba. Y también tenemos un espacio para recibir y difundir las experiencias de los países. La plataforma es una herramienta para mantener un diálogo continuo y permanente para mantener la articulación internacional en materia de alimentación escolar. Mi expectativa es que la RAES sea ampliamente difundida, que los países entiendan que esta Red es promotora de programas alimentarios sostenibles y que puede servir como herramienta para garantizar el acceso a la alimentación a la mayor cantidad de estudiantes posible.

This site is registered on wpml.org as a development site.