Logo Raes__Es

Cerca de 100 profesionales de Caribe participaron del curso de alimentación escolar

Durante tres semanas, el curso fortaleció las capacidades de profesionales de ocho países caribeños.

Brasília, 7 de diciembre de 2021-  Alrededor de 100 profesionales de ocho países del Caribe fueron capacitados en las tres sesiones del ´Caribbean Capacity Training – Tools and good practices for a successful implementation’, desarrollado por el proyecto Consolidación de Programas de Alimentación Escolar, llevado a cabo por la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC/MRE), el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación (FNDE/MEC) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La capacitación objetivó presentar  herramientas prácticas y experiencias que ya funcionan en distintos países de la región para intercambiar conocimientos con los gestores caribeños. Participaron profesionales de Bahamas, Belice, Guyana, Jamaica, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Suriname y Trinidad y Tobago. 

El curso contó con panelistas y expertos en distintos temas como Escuelas Sostenibles, compras públicas a la agricultura familiar y marcos legales para la alimentación escolar, además de invitados que actúan en la práctica en países como Brasil, Guatemala, El Salvador, Chile, México, Trinidad y Tobago y otros. La actividad fue apoyada por la Comunidad del Caribe (Caricom) y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid).  

Escuelas Sostenibles y sostenibilidad de los PAEs

Iniciada en el 16 de diciembre, la capacitación virtual se enfocó en su primer encuentro en las Escuelas Sostenibles, una metodología desarrollada por la Cooperación Brasil-FAO y que, actualmente, es implementada en muchos países de América Latina y el Caribe. La sesión presentó los seis componentes de las Escuelas Sostenibles como hoja de ruta, abordando su  importancia en el contexto de la pandemia.

La articulación interinstitucional, los huertos escolares y la vinculación entre la alimentación escolar y los agricultores familiares fueron considerados temas necesarios por los distintos panelistas del curso. También se discutió la sostenibilidad de los programas de alimentación escolar para garantizar su permanencia, continuidad y universalidad, a partir del enfoque de la política como derecho humano a la alimentación adecuada a los estudiantes. 

Compras públicas a la agricultura familiar 

En la segunda sesión, las compras públicas a la agricultura familiar para los programas de alimentación escolar fueron el eje central de las discusiones, especialmente en la pandemia que afectó a las cadenas de suministro. Se destacó la dificultad que algunos agricultores para acceder a créditos y para formar parte del sistema de compras públicas, por lo que se defendió como solución la reducción de las burocracias en estos dos procesos. La suma de esfuerzos entre la agricultura familiar y la alimentación escolar fue destacada como una necesidad para fortalecer la economía local, y que puede ser alcanzada con la participación social, la articulación institucional, la definición de presupuestos públicos y con el compromiso de largo plazo por parte de los políticos.

Como desafío, se mencionó la venta de comida chatarra y barata en las cercanías de las escuelas y la dificultad de atender a las demandas de las escuelas por parte de algunos pequeños productores. Los participantes también comentaron acerca de la posibilidad de que los huertos escolares sean potencializados para que ofrezcan un complemento diversificado en la oferta de alimentos saludables para los estudiantes. 

Marco legal para la AE

En el tercer y último encuentro virtual del curso, los panelistas de los distintos países elaboraron un paso a paso acerca de la construcción de un marco legal para la alimentación escolar, desde la sensibilización de la clase política hasta su implementación. Se apuntó, por ejemplo, que el proceso demanda por el apoyo de la sociedad civil, el lineamiento y la articulación interinstitucional, la implementación, la definición de presupuestos, el involucramiento de la agricultura familiar, las llamadas públicas, la definición de menús adecuados y de prácticas de educación alimentaria y nutricional. La experiencia de más de 65 años del programa de alimentación escolar de Brasil, programa que es referencia para la Cooperación Internacional Brasil-FAO, también fue tema en los espacios de discusión. 

El profesor Carslile Pemberton, presidente de la Sociedad Agroeconómica Caribeña, presentó una sistematización del curso, resaltando la importancia de los distintos componentes de los programas de alimentación escolar abordado durante la capacitación, desde una mirada práctica, escuchando a la gente que está en el terreno, con el fin de reforzar las capacidades de gestores.

La voz de las instituciones 

Representando el Caricom, Shaun Baugh afirmó que este tipo de actividad seguirá contando con el apoyo de la institución y que el intercambio de experiencias y conocimientos fue increíble. A su vez, Gloria Sandoval, directora de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), agradeció por el curso y las experiencias brasileñas compartidas, destacando la necesidad de políticas públicas con enfoque integral que incidan en la salud, el desarrollo y la educación. «La alimentación escolar cobra aún más importancia para nuestros países en este momento. Es un privilegio haber trabajado conjuntamente». 

Bruno Silva, asesor del Programa Nacional de Alimentación Escolar (PNAE), del Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación (FNDE) de Brasil, dijo que el Caribe tiene un espacio fundamental en el trabajo de la Cooperación. «Fue un gusto participar y escuchar a ustedes. La caminata hacia la sostenibilidad de la alimentación escolar también pasa por identificar las personas ciertas en cada institución, que tienen ganas de hacerlo. Es lo que pasó en Brasil y es lo que sigue pasando hoy en esta Cooperación». También en representación al gobierno de Brasil, Paola Barbieri, analista de proyectos de la ABC/MRE, señaló que las tres sesiones tuvieron prácticas muy concretas que servirán para que los profesionales profundicen sus capacidades, destacando el apoyo de las instituciones socias y el interés de la Agencia en seguir contribuyendo en estas actividades, en el marco del proyecto y de la Red de Alimentación Escolar Sostenible (RAES

Como parte del cierre del curso, Najla Veloso, coordinadora regional del proyecto de alimentación escolar, anteriormente mencionado, calificó  la actividad de capacitación como una de las mejores posibilidades para dialogar sobre estes temas.  «Nos reunimos con personas que tienen mucha experiencia, que trajeron conceptos y prácticas, resultados concretos y reflexiones», evaluó Veloso.

Najla también señaló que la RAES tendrá una plataforma en tres idiomas para seguir promoviendo diálogos, debates temáticos, compartiendo experiencias, noticias, talles y cursos para toda la región. La Red es una herramienta de cooperación internacional creada por el Gobierno de Brasil en el 2018, con apoyo de FAO, para construir capacidades, intercambiar experiencias, difundir conocimiento y fortalecer los programas de alimentación escolar en la región.

Al final, la coordinadora agregó: «Creemos en el desarrollo de las personas para que ellas se sientan capaces. Son las personas empoderadas que mueven los cambios en las políticas sociales y en la calidad de vida de las poblaciones». 

Contenido publicado originalmente en el sitio de la Cooperación Brasil-FAO