Logo Raes__Es

Promoción del consumo de alimentos locales, saludables y nutritivos entre los estudiantes en Santa Lucía para generar cambios positivos en el estilo de vida

1. Antecedentes

Santa Lucía tiene la tasa más alta de enfermedades no transmisibles per cápita en todo el mundo, siendo la diabetes la más frecuente, lo que resulta en muchas amputaciones entre su fuerza laboral calificada. Escolares desde los 7 años han sido diagnosticados con diabetes, dependientes de insulina a esta temprana edad. A pesar del diagnóstico, aún no existe un cambio de estilo de vida entre la población para revertir esta enfermedad. Los jóvenes son los mayores consumidores de comidas rápidas [pollo con papas fritas, hamburguesas, riñones asados, etc.] que de alimentos cultivados localmente. Los anuncios de alimentos y refrigerios altamente procesados ​​están diseñados para dirigirse a este grupo vulnerable. El entorno escolar contribuye a un consumo muy elevado de estos snacks procesados ​​por parte de los estudiantes.

El Ministerio de Educación fomenta y promueve el uso y consumo de más frutas y alimentos locales para el programa de alimentación escolar: come lo que cultivas. También se alienta a los estudiantes a participar más en los huertos escolares para promover el uso de alimentos cultivados localmente.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU se centran en la pobreza, el hambre cero, la buena salud y el bienestar. El Programa de Alimentación Escolar en Santa Lucía es un Programa de Red de Seguridad muy importante, dirigido a 7747 estudiantes vulnerables en 80 Escuelas Infantiles, Primarias y de Educación Especial, brindándoles desayuno y una comida caliente y nutritiva todos los días.

2.Actividades desarrolladas

El Departamento de Educación, con el apoyo de la FAO, organizó una serie de Ferias de Nutrición desde noviembre de 2019 hasta enero de 2020 en los 8 distritos educativos de toda la isla. Los objetivos fundamentales fueron educar a la población escolar sobre las Enfermedades No Transmisibles entre los niños, para fomentar una alimentación saludable, que debe traducirse en cambios positivos en el estilo de vida.

En colaboración con el Ministerio de Salud [Oficiales de Nutrición], la Asociación de Diabéticos de Santa Lucía, los Estudiantes y los Directores de las Escuelas de cada Distrito, el Departamento, a través de la Unidad de Alimentación Escolar, organizó una serie de Ferias de Salud en toda la isla dirigidas a más de 200 participantes en cada distrito. 

3.Metodología

Las actividades, que se realizaron en colaboración con los distritos, se llevaron a cabo durante su carrera distrital anual en la que participaron estudiantes de escuelas del distrito. El rango de edad fue de 6 a 12 años. Este fue un momento oportuno para involucrar a los estudiantes, maestros y padres en esta campaña.

Los Oficiales de Nutrición brindaron a los estudiantes opciones de refrigerios locales más saludables y mostraron los beneficios de consumir estos alimentos con demostraciones de batidos en el lugar, incorporando frutas locales. Se prepararon bocadillos con frutas y productos locales y se distribuyeron a los estudiantes y participantes. También se presentó información nutricional sobre los alimentos. Los Oficiales de Nutrición demostraron, mediante el uso de gráficos, los efectos negativos del consumo de estos alimentos altamente procesados.

Con la cooperación de un proveedor, se proporcionó una experiencia con un chef que hizo demostraciones en vivo utilizando pescado local. La Asociación de Diabetes realizó una muestra aleatoria de detección de diabetes entre la audiencia. Se entregaron folletos a los participantes detallando las enfermedades no transmisibles.

Los participantes fueron muy receptivos a la información proporcionada sobre enfermedades no transmisibles y los muchos usos de las frutas locales como sustitutos más saludables.

Aunque el Ministerio de Salud ha implementado con éxito la eliminación de la venta de refrescos en todas las escuelas, otros jugos en caja se venden en el recinto a los estudiantes. Los snacks preenvasados ​​y las comidas rápidas han sustituido a los snacks locales. Se alienta a los directores a preparar refrigerios saludables para frenar la espiral de enfermedades no transmisibles. Cuando existen programas de alimentación escolar en las escuelas, los cocineros reciben capacitación continua destinada a preparar opciones de comidas más saludables que incorporen alimentos locales en lugar de alimentos procesados.

4.Instituciones y actores involucrados

  • Ministerio de Salud
  • Ministerio de Educación
  • Asociación de diabéticos
  • FAO

5.Datos Cuantitativos y Cualitativos

  • 200 participantes en cada distrito de la isla – 1600 en toda la isla
  • Un total de 700 estudiantes participaron en las pruebas de presión arterial. Se mostraron registros normales para todos los estudiantes que realizaron la prueba aleatoriamente.

6. Descripción de los beneficiarios

  • Estudiantes, tanto masculinos como femeninos, de centros de educación infantil, primaria y especial.
  • Maestros y directores

7.Resultados

A pesar de estas ferias de salud y la información brindada, al regresar al entorno escolar, los estudiantes recurren a comer refrigerios preenvasados, altamente procesados ​​y consumen jugos con sabores artificiales que son de fácil acceso y a un precio más económico. A los padres también les resulta más fácil agarrar y empacar las bolsas del almuerzo con dichos artículos en lugar de preparar refrigerios más saludables con frutas locales.

Estas iniciativas resaltan y promueven la importancia del programa de alimentación escolar, la relevancia del consumo local, mejores hábitos alimentarios y opciones alimentarias más saludables. La promoción de alimentos cultivados localmente a través de este tipo de actividades es una estrategia muy importante para aumentar el consumo, crear conciencia y fomentar un entorno escolar más saludable. El consumo de alimentos cultivados localmente reduce la factura de importación y la dependencia de productos extranjeros; crea una oportunidad para que los agricultores amplíen la producción y la calidad de los cultivos para satisfacer las demandas del país.

Los padres y los niños eligen sus alimentos de acuerdo con los ingresos, el acceso y la disponibilidad, por lo que es crucial presentar estas opciones saludables alternativas a precios asequibles y que estén fácilmente disponibles. La implementación de huertos escolares ha mostrado resultados interesantes entre los estudiantes. Cuando los estudiantes participan en los procesos agrícolas [preparación de la tierra, siembra y cosecha], muestran mayor aprecio y deseo de consumir productos.

Los niños pasan una parte considerable de su vida en la escuela, por lo que el entorno escolar y la oferta disponible jugarán un papel crucial en la definición de sus hábitos alimentarios. Promover dietas más saludables también es promover una generación más saludable, lo cual debe quedar claro. Para que esto funcione, es muy importante que haya coherencia entre la alimentación que ofrecen las escuelas y la que se ofrece fuera del perímetro escolar, con comidas y meriendas no saludables.

8.Avances

A pesar de los muchos desafíos experimentados con la implementación de políticas para fortalecer las actividades en curso, la Unidad ha alcanzado muchos logros hasta el momento:-

•Promoción del Programa de Alimentación Escolar.

•Ofrecimiento de formación a cocineros en la preparación de comidas saludables para los estudiantes.

•Prohibición de refrescos y bebidas azucaradas en las escuelas.

•Concursos de cocina entre estudiantes de secundaria con productos locales.

•Participar en las actividades del Día Mundial de la Alimentación

Participar en actividades locales que promuevan los alimentos locales [festival del mango, festival del banano].

•Promoción de huertos escolares.

•Promoción de snacks saludables y bebidas locales en actividades deportivas [ferias de la salud].

9.Desafíos

Santa Lucía puede trabajar para lograr los objetivos descritos por la FAO trabajando en colaboración con otros ministerios y organizaciones para superar estos desafíos que obstaculizan nuestro progreso.

•Retraso en la implementación de políticas que mejorarán el programa de alimentación escolar.

•Venta de refrescos fuera del perímetro escolar.

•Influencia externa de vendedores con la venta de alimentos y snacks poco saludables.

•Falta de creatividad de los cocineros en la preparación de comidas a pesar de la capacitación.

•Falta de personal para mantener los jardines escolares y espacio para comenzar los jardines.

•Los padres continuaron suministrando refrigerios preenvasados ​​en lugar de refrigerios caseros.

•Supresión de asignaturas clave en los planes de estudio de la escuela primaria [economía doméstica y agricultura].

This site is registered on wpml.org as a development site.